Nuestro ascenso a RINJANI

Yo (Eider) me monté en ese coche un poco desanimada. Tenía muchísimas ganas de subir ese volcán: en las fotos nos pareció algo majestuoso, una estampa exótica como pocas habíamos visto… seguro que no nos arrepentiríamos de pasar esas 2 noches y 3 días en las que solo íbamos a tener que caminar y disfrutar. Nos iban a llevar las…… Sigue leyendo Nuestro ascenso a RINJANI